En primer lugar debes investigar qué tipo de mascota quieres, necesitas y puedes permitirte. El perro tendrá que ser “un buen vecino” y respetar las reglas básicas de convivencia.

En segundo lugar, deberás considerar su tamaño. Si tu departamento es muy pequeño, no tienes patio o balcón, una raza grande no logrará sentirse cómoda por mejores intenciones que tengamos.

 

– Pug: Sociable y amante de la diversión, esta raza desarrolla un vínculo fuerte con su dueño. Cariñosos y juguetones, se adaptan muy bien a cualquier tipo de ambiente.

–Maltés: De carácter tranquilo, suele pasar mucho tiempo en reposo aunque también disfruta del paseo y del juego al aire libre.

– Poodle: Inteligente, alegre y fácil de entrenar, esta raza requiere de paseos diarios para jugar.

– Shih tzu: Ideal para personas que disfruten de la compañía de su mascota todo el tiempo. Le gusta recostarse en su lugar preferido, por lo que tendrás que estimularlo mediante caminatas regulares.

– Cocker spaniel: Adaptable a cualquier espacio y clima, puede vivir muy feliz en un departamento pequeño. Cariñoso y compañero, es ideal para convivir con niños pequeños o personas mayores.

– West highland white terrier: De un nivel medio de energía y tamaño reducido, esta raza es muy recomendable para departamentos pequeños.

– Pekinés: De naturaleza vigilante e independiente, esta raza puede pasar varias horas sin la compañía de personas. Ideal para individuos que trabajan todo el día.

– Bulldog: Francés o inglés, esta raza es muy dócil y leal. Se llevan bien con los niños y son fieles a sus dueños. Se adaptan bien a los espacios reducidos y necesitan un mínimo de ejercicio.

– Llasa apso: Amigables, leales y llenos de vida, son ideales para divertirse con niños mayores.

– Chihuahua: Energético, alegre e inteligente, necesita entrenamiento y caminatas diarias para estimularse mentalmente.

¡Ya puedes elegir la raza que mejor se adapte a tus necesidades: adelante con tu decisión!