Curvas
Recuperar las curvas para vestir nuestras espacios. Ante el minimalismo y su ensalzada línea recta, esta tendencia trae de vuelta las formas redondeadas y sinuosas, mostrando su capacidad para dar vida y sensación de movimiento y profundidad a los interiores. Estamos ante una corriente que no es nueva, arquitectos destacados llevan años incorporándola a sus proyectos.

Paredes que hablan
Espacios arquitectónicos donde se utilizan paños muy claros y, en ocasiones, se funden con el techo incluyendo las molduras. Asimismo, la amplitud está de moda, escaleras abiertas y habitaciones o salones en la segunda planta sin pared: En los pocos cierres y divisiones entre espacios se utilizan elementos ligeros y translúcidos donde se comunica un espacio con el interior, creando barreras psicológicas de limitación.

Mira hacia el techo
Este 2019 apuesta por molduras, pintura decorativa o adornos, reclamando toda la atención para el techo y sus posibilidades decorativas, que aporten carácter sin resultar excesivos. Puedes pintarlo de otro color y elevar su altura hasta el infinito o reducirla, para que nos haga sentir que podemos alcanzar el cielo; o apostar por grandes molduras XL, para dar un toque de clasicismo a tus espacios. Eso sí, no se trata de que repitas el efecto en todos tus espacios, solo en algunas elegidas.

El amarillo también existe
Y tiene cuerda para rato. Aunque el Living Coral es el color del año, según ha publicado Pantone, lo cierto es que no todos tenemos que ver la vida y la casa en este rosa anaranjado, ya que convive con otros tonos llenos de fuerza y alegría, como el amarillo. En esta propuesta se apodera de las piezas grandes, como el sofá y el puf, demostrando que no entiende de complejos. Además, el ambiente respira cierto aire pop, otro ‘hit’ de este año. Si prefieres la discreción, ten en cuenta que el mostaza encabeza el universo ‘yellow’.

El ‘art deco’ más moderno
Tanto en muebles como en textiles, este estilo, lleno de encanto y personalidad, regresa en 2019 a nuestra casa, aunque lo hace con un toque más moderno, gracias a los colores atrevidos y a algunos materiales menos empleados en sus ambientes. Sin olvidar sus señas de identidad, busca conectar con las nuevas generaciones, mostrando que él también sabe de modas.

El poder de las flores
La vegetación más frondosa y exuberante viste los papeles pintados y los textiles, creando un verdadero jardín interior, en el que las plantas naturales no son requisito imprescindible, aunque se agradece su presencia. Una forma de atrapar la belleza del exterior dentro de casa, muchas veces con un atrevido aire tropical. Además del verde, se incorporan colores más intensos y profundos que buscan un mayor efecto dramático.

Living Coral: el color del año
Pantone ha hablado y ha otorgado el título del color del 2019 a este rosa vibrante y suave, lleno de matices, “que simboliza nuestra necesidad innata de optimismo y de propósitos felices”. Una nueva mirada, animada y vital, que llenará de calidez y energía tanto tus espacios interiores como exteriores.

Vuelven los muebles metálicos
Con su aire industrial y cierto tono retro, los muebles con estructura metálica serán durante este año tendencia ‘deco’ por derecho propio. Cobran especial protagonismo en espacios neutros, donde aportan sin molestar al estilo dominante.