ALGUNAS IDEAS PARA DECORAR TU HOGAR

Base neutra. Es una apuesta segura para después darle color y carácter con los detalles. Apuesta por paredes y sofás de tonos claros y deja para los cojines, los cuadros, las alfombras y los pequeños complementos las notas de color para que destaquen y den personalidad.

 

Simetría, aliado del orden. Un living con una distribución simétrica como este, siempre se verá visualmente más ordenado y amplio que uno en desorden.

 

En el sofá, los cojines justos. Ni pocos ni muchos. Lo ideal es que coloques uno más que los cuerpos que tiene el sofá. Es decir, si el sofá es de tres, con cuatro cojines quedará bien.

 

Librería decorativa y en orden. Combina libros con objetos que den aire (una foto, una planta, etc). Pero sin pasarte, porque el 60% del espacio de la librería deberían ocuparlo los libros. El 30% debería quedar vacío. Y el 10% restante pueden ser objetos decorativos.

 

Recupera, reutiliza y revive. Los muebles recuperados, como esta mesa de centro, dan carácter a cualquier ambiente, haciéndolo más vivido y personal. Si eres bueno para las manualidades, puedes tunearlas tú mismo.

 

El largo de la cortina. Se ven muy bien las cortinas que reposan en el suelo, para esto la idea es calcular unos 10 cm más de cortina y si prefieres 15, tomando en cuanta que muchas veces se encogen en el lavado.

 

Ventanas que crecen. Para que las ventanas parezcan más altas de lo que son, basta con colocar la barra de la cortina lo más cerca posible del techo y no justo donde acaban las perfilerías de las ventanas. No solo darás más altura a la vista, sino que además, parecerá más amplia.

 

Espejos. Colgados, sobre un mueble o incluso apoyados en el suelo. En este último caso, al estar algo inclinado, el espejo reflejará parte del techo y el espacio se verá más amplio. Es un buen truco para la pared del fondo de un pasillo, la entrada o el vestidor.

 

Los tríos. El tres es un número mágico en decoración. Haz tríos de objetos y seguro te funcionará.

 

Que no falten las flores. Si apuestas por las de temporada serán más económicas. Un consejo: si las flores son pequeñas puedes usar copas y vasos de diferentes alturas como jarrones. Mejor si son de cristal transparente, porque así destaca más el brillo del agua y da más sensación de frescura.

 

Estrena casa con cada estación. Con pequeños cambios puedes lograr un hogar más acogedor en invierno y más fresco y alegre en verano. Un simple cambio de cojines y telas en el living podría bastar.