Ya llega el invierno y hay muchas cosas que puedes hacer en tu jardín para protegerlo. Aquí te entregamos una serie de consejos que cuando llegue la primavera marcarán la diferencia.

Limpia las herramientas de jardinería
Esto impedirá que se oxiden durante el invierno. Cuida especialmente la cortadora de pasto: con unos guantes gruesos puestos, limpia con cuidado las hojas (cuchillas) y frótalas con aceite de cocina usando un trapo viejo. Esto las mantendrá en perfectas condiciones hasta la primavera. Y resultará más fácil limpiarlas la próxima vez que cortes el césped, ya que los recortes de hierba simplemente se desprenderán de las hojas.

Lava o cepilla los muebles del jardín
Deja que los muebles se sequen bien antes de guardarlos de forma segura en tu bodega o simplemente cúbrelos con algo que obviamente no entorpezca la estética de tu jardín.

Haz una buena limpieza de tus plantas
Las plantas con partes estropeadas no solo tienen mal aspecto, sino que pueden contagiar al resto, así que corta las flores muertas, quita todas las hojas viejas, recoge las que se hayan caído y arranca todas las plantas que no tengan buena pinta.

Limpia el invernadero
Si tienes uno, bota todas las plantas viejas y muertas y lava las macetas para evitar las plagas. Después, frota el plástico por dentro y por fuera con una mezcla de líquido detergente y agua caliente para dejarlo brillante y aumentar al máximo la luz que entra en los meses oscuros de invierno. Deja que se seque todo bien antes de cerrar las puertas.

Vuelve a meter en la casa las plantas de interior
Si sacaste las plantas de interior durante el verano, habrá que volverlas a meter antes de que las temperaturas bajen. Empieza por cambiar de maceta las plantas que necesiten más espacio y elimina los insectos como los áfidos, las cochinillas o las arañas rojas, antes de lavar con cuidado las plantas con una manguera. Evita que las plantas sufran un cambio brusco, aclimatándolas gradualmente a las temperaturas más cálidas y a la menor cantidad de luz que hay en el interior. Durante una semana aproximadamente, mete en casa las plantas sólo por la noche. Después, vuelve a sacarlas durante el día. Ve aumentando poco a poco el tiempo que pasan dentro cada día hasta dejarlas permanentemente en casa.

Cubre las plantas delicadas
Para conservar en buen estado durante el invierno las plantas de exterior delicadas y para prevenir los daños de las heladas, crea un ‘nido’ de paja en la parte superior del suelo alrededor de la base de la planta, o envuelve los troncos y las hojas con tela o arpillera.

Cuida con cariño tu césped
Dale un corte final. Después, usa un rastrillo para quitar las hojas, el musgo o los recortes de hierba seca, y mejora el drenaje haciendo orificios en el suelo. Si necesitas plantar césped nuevo, hazlo antes de que empiecen las heladas, ya que el tiempo húmedo ayudará a que se agarre antes de la primavera.